viernes, 27 de agosto de 2010

Ciudadano Can


Ya conocía 'Ciudadano Can' desde hace tiempo, pero nunca me había molestado en comprármelo hasta hace unas semanas.

La primera impresión que me surje de 'Ciudadano Can' es un déjà vu. La sensación de que esto yo ya lo he visto en 'Garfield', por ejemplo. El carácter egoísta y egocéntrico del animal es el mismo. El perro no va detrás de la pelota, igual que Garfield no persigue ratones.

Sin embargo, cambiar de animal favorece mucho. Porque tanto gato me acaba sobrepasando, y perros y gatos no son iguales, así habrá millares de situaciones diferentes. Teniendo en cuenta que está es mi primera impresión del cómic, habiéndolo leído apenas, ya me da buenas vibraciones. Será cuestión de leer un poco más para sumergirme en ese universo y olvidarme del resto. 

Disfrutar de 'Ciudadano Can' es fácil, más aún si eres fan de los perros. Con 'Ciudadano Can' te vas a reír, eso seguro, y quizá observes algún comportamiento que ya conoces. 

No hay comentarios: